Si vas a enfrentar al mundo, que sea con tus reglas. 
HABLAR CON UN ASESOR
bloginqbabanner

Empresarios inQba: Haunted México


                                       LOGOAS     HA HA HOUSE (1)


Nombre de la empresa:
 
Haunted México Studios

Empresarios inQba

Nombre: Luis David Ramírez Díaz

Licenciatura cursada: Licenciatura en Creación de Empresas y Dirección de Operaciones (LCDO)

Nombre: Luisa Fernanda Ramos Gaña

Licenciatura cursada: Licenciatura en Creación y Dirección de Empresas (LCDE)

 

Luisramíresyluisaramos

 

En InQba nos encanta compartir con el mundo los muchos casos de éxito de nuestros egresados. Hoy es turno de nuestras estrellas Luis y Luisa, socios fundadores de Haunted México, una empresa de entretenimiento que brinda experiencias de terror de alta calidad y cuya propuesta se diversifica cada día más.

 

¿Cómo llegaron a InQba?

Luis: Yo llegué porque mi mamá comenzó a estudiar un diplomado en InQba. Yo siempre tuve la idea de estudiar para emprender, en lugar de estudiar una carrera con un campo laboral limitado. A mi mamá le gustó el curso y cuando estaba por salir de la prepa me avisó que iban a abrir licenciaturas. Vine por informes y cuando me explicaron el programa y el enfoque, me pareció muy interesante y así me convencieron. 

Luisa: Yo llegué a InQba porque presentaron su modelo de enseñanza en la preparatoria en la que yo iba. En ese entonces no sabía bien qué quería estudiar, pero ya sabía que no quería un trabajo normal, mi carácter no es para estar en una oficina. Me gustó lo que me dijeron porque me permitía combinar lo que me gustaba con algo diferente. Además, Luis ya llevaba un año estudiando aquí y también me la recomendó mucho.

 

¿Cómo desarrollaron su idea de negocio?

Luis: El sueño que yo traía cuando entré a la universidad se limitaba a tener una empresa para generar ingresos y fuentes de trabajo, pero no tenía nada concreto. De lo primero que nos enseñaron en la universidad es que la regla #1 es emprender haciendo aquello que nos apasiona. A mí lo que siempre me llamó la atención desde niño es el terror, pero jamás me imaginé que eso fuera capitalizable. La ventaja de estudiar en InQba es que tienes muchos maestros con experiencia que te ayudan a encontrar la forma de convertir lo que te gusta en un negocio. Sin saberlo, yo ya llevaba muchos años haciendo una especie de estudio de mercado, empapándome con todo lo relacionado al ramo del terror, y a mediados de la carrera me animé definitivamente y comencé a construir el proyecto.

Luisa: Yo entré con la idea de generar dinero con mi pasión, que es el cine. Primero cree una empresa llamada Filmomaniac, pero terminé asociándome con Luis después de ayudarlo con un video para su empresa, porque nuestros proyectos se complementaban bien.  A mí me encanta el ramo de la producción, no solo en cine, y con esto terminé creciendo y ampliando mis horizontes como productora, mezclando nuestros talentos y pasiones.

 

¿Por qué InQba y no otra universidad?

Luis: Yo entré por la ilusión de emprender y porque la universidad estaba enfocada a eso a nivel práctico. Estando en InQba me empujaron a desarrollar mi proyecto de verdad, porque si no lo haces, no te gradúas, punto. Además, tiene muy buenos profesores.

Luisa: Ya existen otras universidades para emprendedores porque se volvió una tendencia, pero InQba fue de las pioneras eso habla de una convicción y no de seguir una moda. Nuestra generación trae mucho esa filosofía de emprender para hacer lo que nos apasiona,  generar empleos y hacer de este país un lugar mejor. Otra cosa muy característica es la calidad de sus profesores y el hecho de que siempre te ponen en contacto con empresarios de alto nivel.

 

¿Qué esperaban del camino para convertirse en empresarios?

Luis: Yo también pensé que iba a ser más fácil y que cualquier persona podría hacerlo. Pensaba que con una idea y algunos conocimientos fiscales y de contabilidad podrías hacer una empresa. Pero aquí me enseñaron que, si te enfocas solo en un aspecto, terminas perdiendo en otros. Tienes que empaparte de todo y vas a hacer de todo cuando inicies con tu emprendimiento. Terminamos siendo todólogos, y adquirir todos esos conocimientos no es sencillo.

Luisa: Pensé que iba a ser más fácil. Emprender no es para todos y eso a veces lo aprendes a la mala. A lo largo de la carrera vimos como fueron desertando varios de nuestros compañeros, y eso se debe a que no es tan sencillo como tener una idea y el dinero para invertir. No es como que vas a comenzar a ganar dinero inmediatamente. Son horas de desvelo, no tienes un horario, trabajas 24/7 si es necesario, etc. No hay excusas para no trabajar los domingos o para no terminar un proyecto. Te enfrentas con varios tropiezos en el camino y al final los únicos que lo logran son quienes perseveran y luchan.

 

¿Cuáles fueron sus mayores retos?

Luis: Entre lo más difícil que he tenido que enfrentar fue que al salir de la universidad decidí emprender en otro negocio que pensé que era más fácil y con más nicho de mercado. Al año todo iba muy bien, pero por diferencias entre los socios terminé quedando fuera de ese proyecto. Obviamente eso me desmotivó mucho, pero no me di por vencido. Al final ya me había demostrado que sí era capaz de trabajar para arrancar y levantar un emprendimiento. Eso me hizo crecer mucho y contemplar un panorama que no había tomado en cuenta. Gracias a esa experiencia ha sido más sencillo salir adelante con Haunted, que siempre nos pone retos difíciles por delante.

Luisa: Yo creo que mi primer obstáculo fue la dificultad de convencer a los demás de que mi proyecto podía ser un negocio viable. Todo el mundo me decía que no iba para ningún lado y de algún modo comencé a creerme ese “no se puede”, pero al final seguí fiel a mi convicción de emprender con algo que me apasionara. Hemos tenido malas experiencias con socios, por eso tienes que elegirlos con cuidado. De hecho, nos lo dicen desde el principio en InQba, pero creo que es una de esas cosas que a veces solo aprendes en carne propia. Nos hemos levantado de varias puñaladas en la espalda, y eso nos ha hecho más fuertes.

Ya como Haunted, nuestro primer proyecto grande fue un evento masivo en la Feria de Puebla, en la que recibimos alrededor de trece mil personas sin tener muy claro a lo que nos íbamos a enfrentar. Al principio la logística y la organización fueron desastrosas, comenzaron a quedarnos mal y a renunciar varias personas, pero pese a la infinidad de problemas que enfrentamos, todo salió muy bien. Allí nos dimos cuenta de cuáles eran realmente nuestras capacidades y además el evento nos abrió muchísimas puertas y oportunidades.

 

¿Qué es lo que nadie te dice de ser empresario?

Luis: En realidad, siento que en InQba con la experiencia de los maestros sí te dicen más o menos todo lo que necesitas saber. Aunque lo que no te dicen es que no confíes al 100% en tus amistades. Tienes que ser cuidadoso con tu equipo de trabajo. Además, te dicen que no va a ser fácil, pero no te dicen que hay días en que de plano vas a querer “tirar la toalla”. 

Luisa: Pues, no te dicen la cantidad de envidias que tu crecimiento y tu éxito pueden provocar. Cuando te empieza a ir bien, aunque te haya costado muchísimo trabajo, vas a encontrarte con algunas personas que hasta sin conocerte comienzan a echarte malas vibras. Eso es difícil porque estás tan ocupado trabajando que es lo último que te esperas, así que te agarra por sorpresa. Tampoco te dicen que el gobierno puede ser tu peor enemigo. Hay tantos cargos y tanta burocracia que parece que la mitad del dinero que generas o más se va directo a impuestos.

 

¿Cuáles han sido sus triunfos?

Luis: Como persona, yo creo que mis triunfos han tenido que ver con generar un ingreso a partir de mi pasión. Lograr que Haunted tenga varios proyectos en puerta y siga creciendo para mí es muy gratificante. La gente reconoce y paga nuestro trabajo como una experiencia diferente, profesional e innovadora. No encontramos el hilo negro del entretenimiento, pero exploramos bien el negocio y le metimos originalidad y pasión.

Luisa: Para mí, el hecho de lograr emprender en pareja es un triunfo por sí mismo. Si con amigos es complicado, con tu novio es mil veces más difícil. Pero además hemos logrado consolidar un equipo de trabajo en el que podemos confiar plenamente. Muchos de nuestros chicos están con nosotros desde el principio y siguen sorprendiéndonos con su disposición y la calidad de su trabajo.

Descubrí que soy buena haciendo muchas cosas de las que no me creía capaz. Antes me temblaban las piernas al hablar en público frente a la clase, y ahora doy entrevistas a ruedas de prensa sin problema y hasta nos relacionamos con personas importantes del medio, que, por cierto, a cada rato nos felicitan.  Hemos llegado bastante más lejos de lo que esperábamos.

 

¿Qué es lo que más disfrutan de su trabajo?

Luis: Yo disfruto mucho todo el proceso de cada proyecto, desde el día cero hasta ver el resultado final. La gente nos paga por asustarla y eso puede ser divertidísimo, sobre todo cuando te disfrazas y lo haces tú mismo.

Luisa: Asustar a la gente. Todo lo que tiene que ver con la producción, relacionarme con personas, ver cómo las señoras y los niños terminan llorando, pero al mismo tiempo se divierten, lo que significa que cumplimos nuestro objetivo. De algún modo, el estrés constante no me deja quedarme en mi zona de confort y eso también me mantiene muy motivada.

 equipohaunted

 

¿Qué es lo que los motiva todos los días para dirigir su empresa?

Luis: Me motiva saber que gracias a una idea loca que tuve en la universidad, estoy generando empleos y veinte o veinticinco personas pueden llevarle un sustento digno a su familia. También ver la cara de felicidad de las personas cuando salen.

Luisa: Nuestro equipo de trabajo es una gran motivación, su retroalimentación al final de cada temporada y su orgullo de pertenecer a Haunted. Ver que hay gente que realmente se compromete contigo y con el proyecto porque el trabajo les encanta. Eso te dice que algo estás haciendo bien.

 

¿Dónde ven a Haunted en un futuro?

Luis: Queremos desarrollar nuevas líneas de negocios en el entretenimiento de terror en México. Somos pioneros y definitivamente nuestra meta es colocarnos como la productora más importante. Si alguien quiere hacer algo similar, nosotros vamos a ser la referencia de inicio.

Luisa: Yo veo a Haunted posicionada como la empresa #1 de entretenimiento de terror en México. Creamos experiencias y producciones integrales y eso nos permite crecer mucho y proyectarnos hacia distintos nichos.

Payaso3_feria

DOCTOR 1

 

 

 

 

¿Cómo ha sido para ustedes emprender en sociedad?

Luis: Obviamente no es fácil. Lidiamos con muchísimo estrés y es complicado separar la relación de noviazgo y la de socios, pero lo hemos trabajado y eso nos ha ayudado mucho.

Luisa: Les recomendaría a otras personas, que cuiden con quién se asocian y que de entrada, no lo hagan con su pareja. Pero si ya van a hacer esa apuesta tan arriesgada, como nosotros que somos socios y pareja, siempre deben tener presente que va a ser tres o cuatro veces más difícil, y que las satisfacciones también van a ser más grandes, porque son compartidas. Entramos en conflicto todo el tiempo y hay días en que queremos matarnos, pero nuestro amor a la empresa siempre se sobrepone y al final salimos adelante. Es muy importante aprender a separar los problemas de pareja que los problemas del negocio. Además, tenemos un tercer socio, Raúl, que ha confiado ciegamente en nosotros y nos ayuda a complementarnos en nuestras áreas de oportunidad. 

 

¿Qué les dirían a otros jóvenes que quieren emprender?

Luis: Yo les diría que emprender no es para todos. Si están buscando generar riqueza rápido y fácil, no es el camino. No emprendan por el dinero, sino por enfocarse en hacer lo que les gusta. Hay que empaparte de lo que te apasiona y tener mucho carácter, intentar innovar, más que encontrar el hilo negro.

Luisa: Les recomendaría que primero hicieran un ejercicio de auto-conocimiento, porque se necesita mucho valor, mucha paciencia y mucho coraje para ser emprendedor. Y si tienen lo que se necesita, pues atrévanse.

 

Como puedes ver, InQba está formando generaciones de empresarios que cambian el paradigma de los negocios haciendo lo que los apasiona. ¿Quieres formar parte de nuestros casos de éxito? Habla con un asesor directamente. 

Hablar con un asesor

¿Te gustó? COMPÁRTELO! | |